viernes, 28 de febrero de 2014

Husky Stadium: el origen de la Wave

Situado justo en la rivera del uno de los canales del lago Washington, los seguidores de los Huskies puede presumir de unos de los estadios con una de las mejores localizaciones y panorámicas. Orientado de tal forma que, desde los lados abiertos del estadio se puede disfrutar de la panorámica del lago y de las ‘Cascade Mountains’. Su orientación especifica está pensada para minimizar el deslumbramiento producido por el sol vespertino. Su situación en la rivera del lago posibilita el acceso del público desde el embarcadero, por lo que hay muchos aficionados que acceden a los partidos por vía fluvial.

Estadio situado al sur del campus universitario y fundado en 1920 con una capacidad que ha ido variando a lo largo de las diferentes reformas. Actualmente puede albergar algo más de 70.000 espectadores.
Esta temporada los aficionados han podido volver al estadio después de una reforma iniciada en 2011 y concluida para la temporada 2013. A pesar de ser una reforma total se ha intentado mantener el tipo estructural inicial. El cambio más importante ha sido la eliminación de la pista de atletismo. De esta forma los seguidores están más cerca del terreno de juego (especialmente en la end zone), con lo que se incrementa tanto la presión al equipo rival como los ánimos a los locales. . El partido inaugural de esta nueva etapa se disputó el 31 de agosto de 2013 contra la universidad de Boise State, con el resultado de una victoria por 38 a 6.

Al igual que el otro gran estadio de football de la ciudad (el Century Link, sede de los Seattle Seahawks de la NFL), el Husky Stadium alberga a una de las aficiones más ruidosas del college football. El diseño del estadio ayuda a la propagación del ruido ambiental. El 70 por ciento de los asientos están situados en las zonas laterales cubiertas por techos de metal en voladizo que atrapan el sonido. En el partido disputado en 1992 contra los Cornhuskers de Nebraska, se alcanzó un nivel sonoro superior a 130 decibelios, según ESPN

Un de los aspectos de los que se sienten más orgullosos los aficionados de los Huskies, es la reivindicación de que fue en este estadio donde se inició la famosa ola, ese movimiento sincronizado entre todo el público que simula al de una ola marina. El origen de la 'Wave', tal y como es conocida en Seattle, se remonta al 31 de octubre de 1981. En el partido contra la universidad de Stanford, el ex animador Rob Weller estaba situado junto al banquillo. En un momento dado se levantó y empezó a animar a los aficionados pidiendo que se levantaran de una forma sincronizada un grupo después de otro. La idea gustó y conjuntamente con el director de la Banda, Bill Bisell, se fue perfeccionado hasta que el movimiento se convirtió en la ‘Wave’. Con el paso del tiempo esta forma de animación se transmitió a los diferentes estadios deportivos del país e incluso se puedo ver en otros muchos países y deportes. Actualmente ya no se utiliza en el Husky Stadium como forma de animar.

GO HUSKIES!!!!

1 comentario:

  1. Me alegro ver un representativo de la familia Husky si lejos de la UW! Bienvenido. Yo estaba a la UW durante de los días de Bissell (se escribe con dos S), que es leyenda de musica allá. Espero que un día Ud. podria visitar el stadio por mirar un juego y ser una parte del bruido. --J.K. Kelley, Boise, Idaho, EUA

    ResponderEliminar